Inicio Información Information Educación en China
Educación en China

Con la fundación de la República Popular China en el año 1949 nació un nuevo sistema educativo fruto de las nuevas necesidades y circunstancias. Por una parte se necesitaba desarrollar la conciencia socialista entre los más jóvenes y el aprecio por las medidas colectivizadoras. Por otra parte era necesario formar técnicos y personal capacitado para la reconstrucción económica de la nación. Esto derivó en la reestructuración de la educación superior universitaria. 
 
Educación Primaria       Educación Secundaria       Universidad
 
Alumnos de Primaria
Alumnos de Secundaria
Universidad
 
Posteriormente en los años de la Revolución Cultural (1966-1976) las infraestructuras educativas fueron reducidas considerablemente. Las clases se pararon prácticamente en todo el país durante los años de 1966 a 1969 a excepción de la escolarización primaria que se extendió ampliamente. Además se redujeron considerablemente los currículos de todos los niveles educativos.
 
Tras la muerte de Mao en el año en el 1976 la educación resurgió como un tema de importancia vital para el desarrollo del país con el nuevo líder, Deng Xiaoping. La evolución sufrida desde la fundación de la República ha sido enorme, teniendo en cuenta que en la década de 1940 un 80 % de la población era analfabeta y en el año 2005 la tasa de alfabetización para mayores de 15 años era del 91 %. Sin embargo el desarrollo educativo todavía hoy en día es muy desigual entre las zonas urbanas y rurales, siendo uno de los factores principales las políticas de financiación educativa.
 
Dentro de la vida de un estudiante el acceso a la universidad y los dos años previos marcan un hito en toda su trayectoria. Al contrario que en Occidente, donde el proceso educativo se va haciendo más difícil a medida que se avanza hacia la universidad, en el país asiático sucede casi lo contrario y la carga académica se concentra en los años previos a la universidad. La primaria está cargada de horas lectivas y actividades extraescolares para  desarrollar habilidades que puedan hacer que el niño destaque de entre sus compaeros en el futuro. La presión ya está presente a los 14 años, cuando los adolescentes deben realizar el zhongkao, un examen que dedicidirá a qué instituto pueden acceder y la calidad y recursos del mismo determinará la mayor o menor facilidad para acceder posteriormente a la universidad. Un niño de estas edades comienza su jornada normalmente a las seis de la mañana con ejercicio físico  obligatorio nada más entrar en el colegio, luego tiene clases hasta las cuatro de la tarde pero la cosa no acaba ahí: los rezagados acudirán a clases de apoyo hasta que se ponga el sol y los alumnos destacados tienen una larga lista de actividades extraescolares a las que asistir, las más populares el inglés y los idiomas, música o deporte. A pesar de la variedad el sistema en sí sigue siendo todavía muy tradicional, con un énfasis importante basado en la memorización o en el aprendizaje de técnicas de resolución de problemas lo que hace que los estudiantes chinos sean conocidos por su gran habilidad en estas áreas pero que no deja lugar para la creatividad y la improvisación. El gobierno chino es consciente de la presión y recientemente ha impuesto medidas para liberar de carga académica a los adolescentes y niños, especialmente en las escuelas primarias. 
 
En la secundaria, los años conocidos como el gaozhong, el sistema educativo se vuelve todavía más competitivo. En ocasiones la presión es tal y la obsesión por las calificaciones es tan alta que ello deriva en una falta de ética considerable, obligando en cierto sentido al individualismo extremo. Los logros académicos se premian en exceso y los logros humanos pasan a ser infravalorados. Tras finalizar la secundaria tendrán que superar el temido gaokao, el examen que muchos consideran que decidirá el rumbo de sus vidas. El examen de acceso a la universidad decidirá si pueden acceder a alguna de las mejores universidades principalmente en Beijing o Shanghai o si deberán conformarse con “universidades de segunda”, lo que es asimismo una marca social y hará la búsqueda de trabajo posterior más complicada. Unos nueve millones de jóvenes se presentan cada año y aproximadamente el 60 % de ellos se matricula luego en alguna universidad. Una vez superado todo esto llegan los años de universidad, los cuales para la mayoría, tras haber pasado por todo el sistema educativo obligatorio, constituyen más bien un descanso. 
 

Atención al Cliente

14:32:01 PM

Guia de china

Condiciones | Nosotros | Contactar | Agencia

El teléfono del departamento de la administración de viajes quejas: 96118

©2008-2018 www.viajarporchina.com Licencia    Estatal: L-ZJ01353